Benchmarking: Tips básicos para PyMEs

El benchmarking es una herramienta que nos sirve para saber dónde estamos parados, respecto de la competencia y es el primer paso a realizar antes de plantearse una estrategia ganadora. Las estadísticas dicen que de cada 10 nuevos emprendimientos 5 están destinados a fracasar durante su primer año, mientras que del resto solo 3 de ellos sobrevivirán más de 5 años. Y tu negocio, ¿Cuál de esos 10 es?


A menudo nos topamos con clientes que tienen muy en claro su objetivo, pero a pesar de tener varios años en el mercado no tienen una estrategia clara y no saben siquiera contra quién están compitiendo siquiera. Tal vez porque les va muy bien—y eso es bueno, durante un tiempo—o tal vez porque ni se imaginan que pueden estar mucho mejor.

El benchmarking es un punto de referencia sobre el cual las empresas comparan algunas de sus áreas. En resumen, el benchmarking consiste en tomar como referencia a los mejores y adaptar sus métodos, sus estrategias, dentro de la legalidad. — Así lo definen en debitoor.es

Las estadísticas dicen que 5 de cada 10 nuevos emprendimientos están destinados a fracasar en el primer año, mientras que del resto solo 3 de ellos sobrevivirán más de 5 años. ¿Y qué es lo que tienen esos 3 que el resto no? Pues, una estrategia… un plan de inversión y renovación a seguir para los momentos buenos y un plan de contingencia para los momentos cuando la mierda toca el ventilador.

Y ahora es el momento del tema de hoy: ¿Qué necesito, primero, para desarrollar una estrategia? ¡Pues el benchmarking, hombre!

Okay, para esta altura ya deberías entender 2 cosas.

  1. El benchmarking te va a indicar en qué posición estás respecto a la competencia.
  2. Gracias a esta práctica vas a darte cuenta de cuáles son los puntos fuertes de tu negocio y cuáles son las debilidades que tenemos que combatir para mejorar.

Vamos a hacer una pequeña tarea, para tener nuestro primer benchmarking.

  1. Definí tu rubro y tamaño de empresa. Por ejemplo, podría ser una PyME (Pequeña y Mediana Empresa) que se dedica a la importación y venta de artículos de computación.
  2. Ahora toca buscar en Google cuáles son las empresas más reconocidas en este rubro. Por ejemplo, en Argentina, tenemos a Compumundo (les faltó el “Hiper Mega Red”), entre otros. Lo mejor sería que tengas en cuenta al menos 5 de los mejores (sin importar el tamaño) y 5 que podrían ser la competencia directa (en esta caso buscaremos otras PyMEs como Mexx computación).
  3. No existe una respuesta, si no se hizo una pregunta antes. No hay investigación, si no se sabe qué buscar. Entonces, antes de tomar lápiz y papel vamos a anotar algunas categorías que podrían ser las siguientes o muchas más:
    • Diseño
    • Estética
    • Comunicación
    • Estrategia
    • Producto
    • experiencia de usuario
    • sales funnel
    • etc
  4. Anotar lo bueno y lo malo de cada uno. ¿Su portal web es genial, pero podría estar mejor? ¿Por qué, qué le falta?
  5. Ahora que tenemos una idea de quién es nuestro competidor directo y quién es el líder del mercado tenemos que empezar a plantearnos qué es lo que necesitamos para posicionarnos. Por ejemplo: Si tomo todo lo bueno que anoté, ¿Es compatible con mi producto? ¿es necesario o hay cosas que puedo hacer de una manera diferente? Y tomando en cuenta todo lo malo: ¿Existe algún patrón entre todos los demás negocios? ¿Puedo mejorar eso y que se convierta en mi oferta única (uncommon offering, en inglés—nuestro caballo de batalla por así decir)?

Versión Too long, didn’t read:

El benchmarking es una herramienta que nos sirve para saber dónde estamos parados, respecto de la competencia y es el primer paso a realizar antes de plantearse una estrategia ganadora. Para hacer un benchmarking tenemos que seguir estos cuatro pasos: 

  1. Definir el rubro y tamaño de tu emprendimiento.
  2. Buscar a los 5 mejores del rubro (sin importar el tamaño) y 5 competidores directos.
  3. Definir algunas categorías de interés y anotar lo bueno y lo malo que tiene cada uno de los competidores.
  4. Plantearse qué se puede mejorar, qué cosa nadie está ofreciendo y qué deberíamos imitar del resto.